Aprendiendo sobre enfermedades de los ojos

Glaucoma

Es una patología asociada con un aumento de la presión dentro del ojo y que provoca ceguera irreversible. En el interior del ojo continuamente se está produciendo un fluido llamado humor acuoso y que más tarde lo abandona por unas zonas de drenaje especializadas. El equilibrio entre la producción y la salida resulta en una presión ocular más o menos constante entre 13-30 mm de Hg. La elevación de la presión se produce cuando el desajuste implica un drenaje insuficiente del humor acuoso.

Muchos factores pueden desencadenar un glaucoma. Glaucoma primario es el que se presenta más comúnmente en perros, debido a una malformación genética de las zonas de drenaje del ojo. Aparece de forma muy aguda y con mal pronóstico para la visión, a diferencia del glaucoma más habitual en seres humanos, que aparece lenta y crónicamente. En algunas razas puras es hereditario, como en el Cocker Spaniel, Basset Hound y Chow Chow, y se considera una enfermedad bilateral, que afecta a los dos ojos. Hay también un glaucoma secundario a otras causas como luxación anterior de cristalino, inflamación, tumores o trauma, que suele ser el tipo de glaucoma más frecuente en gatos.

En cualquier caso, el glaucoma puede llevar a una repentina e irreversible pérdida de visión. Por eso, el diagnóstico temprano y el tratamiento inmediato, a veces de urgencia, son imprescindibles a la hora de afrontar esta complicada enfermedad, que es sin duda todo un reto dentro de la oftalmología veterinaria.

El tratamiento depende del estado de evolución del glaucoma, desarrollándose múltiples opciones que abarcan desde gran número de medicamentos hasta variados procesos quirúrgicos (laserterapia, gonioimplantes, crioterapia…), pero todavía no se ha encontrado la fórmula certera para controlar satisfactoriamente la mayoría de los casos durante un periodo de tiempo prolongado.

Si es un glaucoma incontrolable donde la visión se ha perdido, el tratamiento va encaminado a aliviar el intenso dolor y conseguir un resultado estético óptimo. En este sentido las opciones a manejar son:

Desgraciadamente, en algunos casos ambos ojos de la mascota se pueden ver afectados, con lo que el animal quedaría permanentemente ciego.

Ante esta tesitura, la pregunta es: “¿Puede un animal doméstico ciego llevar una vida feliz?”.

Y la respuesta es: “Rotundamente, SÍ.”

Volver
Glaucoma afáquico
Glaucoma primario
CITA PREVIA: 928 696 510

Dirección: Calle Daoiz, 3. Las Huesas (Telde). Gran Canaria (35212)

Teléfono: 928 696 510

Estamos en un enclave estratégico.

Fácil acceso. Fácil aparcamiento.

A 15 minutos de Las Palmas capital.

A 20 minutos de Maspalomas.

A 5 minutos del Aeropuerto de Gran Canaria.

© 2018 Clínica Ocular Veterinaria. Todos los derechos reservados. Políticas de privacidad.